El sistema público de Seguridad Social

6. Recomendaciones sobre el sistema público de pensiones

6.1. Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y Fondo Monetario Internacional (FMI)

Recogen en diversos informes las recomendaciones para la reforma del sistema de pensiones en España. Los puntos básicos son:

6.2. Informe de la OCDE: "Panorama de las pensiones 2013"

Examina el impacto de las reformas recientes implementadas en el mundo en los sistemas previsionales y presenta una serie de indicadores que permiten comparar las políticas previsionales y sus resultados entre los diferentes países de la OCDE y del G20. De igual manera, se analiza el impacto que tienen las viviendas, la riqueza financiera y los servicios públicos sobre la suficiencia de ingresos en la jubilación.

6.3. Banco de España

Mediante sus informes anuales, el Banco de España ha venido dedicando especial atención al impacto que sobre las cuentas de la Seguridad Social tiene el envejecimiento de la población. Como consecuencia de ello, propone diversas medidas para reformar el sistema de pensiones. Entre sus recomendaciones, cabe destacar las siguientes:

6.4. Informe del Comité de Expertos sobre el factor de sostenibilidad del sistema público de pensiones

El Gobierno en el mes de abril de 2013 designó a un grupo de doce expertos con el fin de definir el modelo para aplicar el llamado "factor de sostenibilidad" (la fórmula con la que se calcularán las pensiones futuras). El grupo de expertos elaboró un informe final donde realizaban estas propuestas:

El informe final de los expertos fue aprobado sin unanimidad de los participantes y con una fuerte contestación por parte de partidos políticos, sindicatos, empresarios y por organismos como el Consejo Económico y Social, que elaboró un dictamen aconsejando al Gobierno su no aplicación.

6.5. Comisión Pacto de Toledo

El Pacto de Toledo persigue establecer las bases para que los poderes públicos adopten sus decisiones en materia de pensiones, sabiendo que dichas decisiones han de respetar un equilibrio preciso entre la austeridad y la generosidad que asegure la viabilidad del sistema.

El Pacto de Toledo se fundamenta en el compromiso firme y duradero de velar porque no se vean mermados los derechos que dimanan de la formulación social del Estado. Derechos que son posibles gracias a la solidaridad inter e intrageneracional, propia del sistema de reparto.

Fruto del consenso político y social, la Comisión del Pacto de Toledo planteó para la reforma del sistema de pensiones de 2011 una serie de posibles modificaciones al sistema vigente hasta entonces:

volver a El sistema público de Seguridad Social