El sistema público de Seguridad Social

4. Las reformas del sistema público de pensiones

4.1. Principios básicos de la reforma de 2011

La reforma del sistema de pensiones (Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del Sistema de Seguridad Social) que el Gobierno negoció con los agentes sociales, en un proceso que culminó con un acuerdo el 2 de febrero de 2011, es el resultado de cambios estructurales motivados básicamente por los siguientes factores: descenso de la natalidad, mayor esperanza de vida y aumento de la tasa de dependencia (población jubilada/población activa).

La evolución demográfica hace necesaria la reforma del sistema de pensiones públicas, modificando las condiciones para tener derecho a las prestaciones.

El pacto alcanzado permite dar certidumbre para que los trabajadores planifiquen sus vidas laborales. Pero para no penalizar a las personas que ya planificaron sus carreras hace tiempo, la aplicación será gradual. La reforma entró en vigor en 2013 y su transitoriedad durará hasta 2027, cuando se jubilen los primeros pensionistas con 67 años.

Los principales ejes de la reforma de pensiones son:

4.2. Aspectos básicos de la reforma de 2013

4.2.1. Real Decreto-ley 5/2013, de 15 de marzo, de medidas para favorecer la continuidad de la vida laboral de los trabajadores de mayor edad y promover el envejecimiento activo

Las novedades más importantes que incorpora son:

4.2.2. Ley 23/2013, de 23 de diciembre, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Índice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social

Los cambios más importantes introducidos por esta Ley son:

4.2.3. Cuadro comparativo de los principales cambios tras las reformas del sistema de pensiones

volver a El sistema público de Seguridad Social