El sistema público de Seguridad Social

1. Evolución del sistema público de pensiones

1.1. Introducción

El sistema público de pensiones en España es el más importante de los pilares que sostienen el Estado de bienestar. Desde que se constituyó el Retiro Obrero Obligatorio en 1919, el sistema ha evolucionado y se ha ido adaptando a las necesidades de la sociedad española. El sistema actual se caracteriza por ser: contributivo, obligatorio y de reparto.

La estabilidad y el superávit que durante los últimos años ha presentado el sistema de pensiones español no se hubieran alcanzado sin la adopción de sucesivos acuerdos políticos y distintas reformas legislativas, que han permitido garantizar la sostenibilidad del sistema y al mismo tiempo han contribuido a mejorar el poder adquisitivo de los pensionistas.

Además, la constitución del Fondo de Reserva en el año 2000, supuso un factor de estabilidad del sistema al otorgar una mayor capacidad de actuación en fases bajas del ciclo económico, como la actual, sin necesidad de establecer incrementos de las cotizaciones sociales o reducciones de las prestaciones económicas.

La primera reforma importante del sistema de pensiones se realizó el año 1985, al aumentarse el período mínimo de cotización de 10 a 15 años, y el número de años utilizados para el cómputo de la base reguladora desde 2 hasta los 8 previos a la jubilación. Estas medidas redujeron la presión financiera sobre el sistema.

La segunda gran reforma, que se produjo en 1997, profundizó en los cambios realizados en 1985. Aumentó de 8 a 15 los años aplicados al cálculo de la base reguladora para determinar la cuantía de la pensión.

En el año 2006 también se modificó el cómputo de los días efectivos de cotización para el cálculo de la pensión, con el fin de aumentar el número de años efectivos de cotización para el cálculo de la pensión hasta 15. Se aumentó la edad límite para la jubilación parcial hasta los 61, condicionado a que el trabajador tuviera al menos 6 años de antigüedad en la empresa y pudiera acreditar un período de cotización de 30 años. También se aplicaron medidas con el objetivo de racionalizar los criterios para acceder a las pensiones de incapacidad.

La reforma de 2011 (Ley 27/2011, de 1 de agosto, sobre actualización, adecuación y modernización del Sistema de Seguridad Social) modifica de 15 a 25 el número de años para el cómputo de la base reguladora. Al mismo tiempo aumenta la edad legal de jubilación de 65 a 67 años. Además, se exigirán 37 años cotizados para alcanzar el 100% de la pensión. Igualmente, hay cambios sustanciales para acceder a la jubilación anticipada. Todas esas medidas se aplicarán de manera gradual.

Y por fin, en el año 2013 se aprobaron las siguientes normas:

1.2. Fases

Nuestro sistema de Seguridad Social ha pasado por diversas fases:

volver a El sistema público de Seguridad Social